Busca una franquicia
  1. Inicio
  2. Información de Franquicias
  3. Artículos sobre Franquicias
  4. Pasos a Seguir para Poder Convertir tu Negocio en Franquicia

Pasos a Seguir para Poder Convertir tu Negocio en Franquicia

Autor: Alicia Serralta de Colsa25/08/2015

1. Definir el concepto de negocio

Si tienes claro que quieres franquiciar tu negocio como forma de expansión, lo primero que debes hacer es definir o conceptualizar el modelo correctamente, de esta forma tendrás claro lo que quieres vender a los futuros franquiciados.

franquicias-1Lo primero que debes definir son los objetivos que quieres lograr como fundador de la franquicia. Aquí se incluyen tanto los objetivos financieros (recuperación de la inversión) como otros temas también de vital importancia, como es la forma de trabajar y el estilo de vida que vas a seguir. Debes además pensar en qué es lo que vas a vender, no solo como producto o servicio, sino como sensaciones. Por ejemplo, una clínica de depilación no vende tratamientos depilatorios, sino belleza y bienestar.

Además debes pensar que este concepto de negocio debe poderse reproducir y ser fácilmente transmisible a través de la formación y en los manuales operativos para que todos los franquiciados puedan ponerlo en práctica. 

2. Establecer una imagen fuerte y atractiva

Si la marca que quieres dar a conocer entre tus clientes potenciales, ya tienes parte de la batalla ganada. Si este no es el caso, es probable que debas invertir en campañas de marketing para darte a conocer antes de ponerte a franquiciar, puesto que tener reconocimiento es un tema importante para poder vender tu concepto de negocio.

Así mismo, debes realizar un manual de imagen, puesto que tus franquiciados deberán seguir el estilismo que tú impongas, y todas las unidades de franquicia deben tener un aspecto similar. En este manual se deben incluir: el uso de letreros luminosos, papelería, uniformes, material publicitario, vehículos, etc. Aunque lo más importante en este punto será registrar la marca, el logotipo y el eslogan en cuestión antes de nada y tener todos los documentos en orden en cuestión de derechos de uso y propiedad. 

3. Inscripción en el Registro de Franquiciadores

iStock_000012216258Large.jpgOtro tema imprescindible antes de empezar a franquiciar tu negocio es la inscripción de éste en el Registro de Franquiciadores para tener todos los permisos necesarios en regla cuanto antes. Para ello debes saber que el sistema de franquicias está regulado por el Real Decreto 429/2006 del 7 de abril, y que existe una corrección reciente contenida en el Real Decreto 201/2010 del 26 de febrero.

4. Crear una central de franquicias

Debes crear una sede central para dar el apoyo necesario y la asistencia técnica suficiente a tus franquiciados puesto que será más sencillo comercializar, operar y administrar tu red de franquicias de esta forma. Además, siempre es bueno realizar cursos para saber cómo gestionar y/o dirigir a un grupo de personas, bien empleados o franquiciados.

Desde aquí te recomendamos que contrates el servicio de una consultoría experta para que te ayude en este tema. En este tema, te aconsejamos asegurarte de la profesionalidad y seriedad de las consultorías existentes en el mercado. Aquí tienes un listado actualizado de consultorías que te pueden ayudar.

5. Diseñar un modelo financiero sólido

Debes ser capaz de demostrarle a los posibles franquiciados que es un buen negocio tanto para ti como para él. Una de las primeras dudas que le surgen a un inversor es en cuánto tiempo recuperará el dinero invertido. Pero no sólo tus franquiciados tendrán dudas, tú debes analizar también qué beneficio económico obtendrás por haber convertido tu negocio en franquicia.

Para poder responder y convencer a los interesados de que tu negocio es bueno debes definir valores clave como son la cuota inicial, los royalties y otros gastos de forma científica y exacta realizando así un buen modelo financiero.

6. Organizar el tema legal del negocio

contract.jpgAl crear un sistema de franquicias, cada franquiciado debe firmar un contrato de franquicia con el franquiciador, por lo que es muy importante tener bien definido éste antes de empezar a franquiciar. En él se establecerán los derechos y obligaciones de cada parte, por lo tanto este documento debe elaborarse de forma cuidadosa, abordando todos los aspectos del negocio, entre otros: cuotas a pagar, vigencia de éste, cláusulas de renovación, territorio, obligaciones de las partes, aspectos de propiedad intelectual, sanciones o multas que pueden surgir, causales de término, cesión y transferencia del negocio, etc.

7. Redactar los manuales de operación necesarios

Estos manuales le servirán a los franquiciados como guía para operar su negocio de acuerdo a los estándares establecidos por tí como franquiciador. Por este motivo, deben estar correctamente escritos, siendo necesario que sean didácticos, fáciles de leer e implementar y que estén al día de las modificaciones que se realicen en el modelo de negocio. Para poder llegar a eso, es necesario estandarizar al máximo todos los procesos que se realizan en un negocio, para poder transmitirlos fácilmente a otras unidades.

Los aspectos que debe incluir el o los manuales son entre otros: pre-apertura de la unidad, operaciones, recursos humanos, seguridad, marketing, imagen corporativa y ventas. Con ello, se “descubre” el funcionamiento completo de la franquicia por lo que estos documentos son considerados confidenciales. Este es el motivo por el que el franquiciado debe manejarlos con mucho cuidado y mantenerlos bien guardados, y normalmente nos documentos entregados al franquiciado en depósito, de manera que si el contrato termina, o cuando termine, estos deben ser devueltos al franquiciador.>

8. Trabajar muy de cerca con tus franquiciados

179509445.jpgComo ya se ha dicho un buen manual es importante, aunque ésto no servirá de nada si los franquiciados no lo utilizan correctamente. De ahí que la formación sea otro punto muy importante a la hora de abrir unidades de franquicia.

El apoyo y asistencia técnica y la constante formación por parte del franquiciador son elementos esenciales para el éxito de los franquiciados. Debes pensar y documentar perfectamente qué tipo de formación vas a ofrecer a tus franquiciados, dónde se realizará ésta, y quien pagará los gastos. Además, te ayudará el diseñar un organigrama con las funciones específicas de cada puesto de trabajo.

Además, necesitas una relación cercana, para que exista la comunicación y confianza necesaria entre franquiciado y franquiciador, sin que existan conflictos entre ambos.

9. Construir una amplia red de proveedores

A la hora de plantear tu negocio, debes determinar lo que se necesita para funcionar, productos, servicios, equipos, etc., por lo que necesitarás contactar con proveedores a nivel local o nacional para conseguir los elementos indispensables para toda la red de franquicias. Es importante que éstos elementos sean fáciles de conseguir o fabricar y que los precios sean accesibles, por lo que el bueno realizar acuerdos con estos proveedores.

Nuestro Boletín

Recibe todas las novedades del sector franquicias