facebook
Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para reflejar el nuevo GDPR (Reglamento General de Protección de Datos). Ver nuestra Política de Privacidad

Busca tu franquicia

¿Qué cualidades debe tener el franquiciado perfecto?

Cuando se trata de engrosar la lista de socios, las compañías franquiciadoras tienen el deber de establecer un sistema de selección cuyos filtros garanticen que los nuevos franquiciados cumplen con los requisitos necesarios en materia de experiencia y profesionalidad. Pero, ¿cómo se encuentra al franquiciado perfecto?

Franquiciado perfectop Blog post
Human resources
Jakub Jirsák/Getty Images/iStockphoto

La expansión de las empresas es un requisito sine qua non para conseguir alcanzar la estabilidad y proyección que muchas compañías necesitan. Sobrevivir en el mundo empresarial es una tarea harto complicada que requiere planificación, esfuerzo y buen hacer a la hora de aplicar las políticas internas de la empresa sin dejar al azar el destino del navío. Unas aguas repletas de enemigos de diversa naturaleza; una mala ejecución de plazos, una deficiente estrategia mercadotécnica o una nefasta selección de personal pueden dar al traste con tu negocio en un abrir y cerrar de ojos. O, al menos, ocasionar graves daños de cara a la viabilidad de la compañía.

Especialmente crucial es el momento en el que una empresa decide convertirse al modelo de franquicia. Dicha decisión conlleva irremediablemente la expansión de tu idea, tu imagen y tu marca poniendo los futuros nodos de tu proyecto en manos de, a priori, totales desconocidos. Establecer un proceso de selección profesional y de garantías no solo te evitará dolores de cabeza a la hora de coordinarte o gestionar tu relación con tus franquiciados, sino que el hecho de que personas capaces, formadas y profesionales remen en tu misma dirección será la base de tu éxito en el presente inmediato y el futuro a largo plazo.

Recursos Humanos tiene la llave del éxito

La primera entrevista con el posible franquiciado es uno de los momentos más importantes del proceso de selección. Existe sin embargo la necesidad de tener en cuenta que dicho candidato, en la mayoría de los casos, ha actuado de manera activa realizando un acercamiento a tu compañía e interesándose por tu proyecto. En este sentido, conviene no convertir este encuentro en un mero interrogatorio en el que el futuro socio se sienta oprimido. Al fin y al cabo la elección deberá ser recíproca, pues el candidato tendrá sus dudas en torno a tu compañía que deberás responder ofreciendo información clara, veraz y atractiva. El tono empleado debería ser amable y sincero, buscando conocer información clave sobre la experiencia y formación del candidato, el motivo de su interés por tu modelo de negocio y sus capacidades económicas y de financiación.

Frecuentemente, una buena pregunta provocará una respuesta rica en matices que llevará irremediablemente a otras cuestiones de interés. Independientemente del pragmatismo de sus respuestas, conviene asimismo analizar su forma de expresarse, así como el tono y los tempos empleados a la hora de transmitir ideas, razonamientos o experiencias pasadas. La capacidad comunicativa de un franquiciado es tan importante como sus habilidades técnicas o de gestión de negocios. Conviene no olvidar este hecho. Obviamente existe una tendencia a generalizar lo que consideramos buenas cualidades en un futuro socio franquiciado. Algunas de estas características responden únicamente al sentido común, independientemente del modelo de negocio o la industria en la que desarrolles tu actividad. Diego Elizarrarás, Secretario General de la Federación Iberoamericana de Franquicias, señaló recientemente en una entrevista a Entrepreneur que “el 70% del perfil se cubre con alguien que esté dispuesto a seguir procedimientos”. El 30% restante, a su juicio, corresponde con la capacidad de esa persona para tener una visión global del negocio, detectar amenazas y oportunidades, y estar comprometida con el proyecto.

Nadie en su sano juicio señalaría como indeseables aspectos como la motivación, la confianza en sí mismo, el entusiasmo, la capacidad de aprendizaje, las habilidades de gestión, el liderazgo o la experiencia. Y, efectivamente, no lo son. Pero en el mundo real no existen los candidatos ideales, y es harto improbable que una persona reúna todos esos requisitos de inicio al unirse a tu proyecto. Es por ello que contar con un equipo profesional capaz de seleccionar a los mejores candidatos tanto aplicando un primer filtro como en los sucesivos encuentros y conversaciones en persona es capital para el futuro de tu negocio. Tu equipo de Recursos Humanos tiene la llave, solo han de encontrar el candado apropiado.

Un franquiciado consecuente consigo mismo

La realidad está compuesta por diferentes perspectivas. Es por ello necesario ponerse en el lugar del emprendedor interesado en un proyecto de franquicia. En primer lugar, realizar un ejercicio de autoevaluación personal es muy importante de cara a ser consecuente con las habilidades y experiencia propias antes de embarcarse en el reto de ser el gestor de tu propia enseña. Antes de entablar conversaciones serias con el franquiciador, conviene preguntarse hasta qué punto se tiene la motivación necesaria para emprender un proyecto de esa naturaleza en un determinado segmento del mundo de los negocios.

Las personas somos más capaces y productivas cuando realizamos actividades que disfrutamos, o que están relacionadas con alguno de nuestros intereses personales. Otro aspecto interesante es reconocer la capacidad de gestión de personal de cada cual. ¿Estás preparado para ser no solo tu propio jefe sino también el de los empleados de tu franquicia? ¿Tienes la capacidad para innovar y aplicar estrategias dentro del marco establecido por el franquiciador sin incurrir en contradicciones o generar discrepancias con el modelo de negocio desarrollado por la sede central? ¿Tienes un plan económico respaldado por recursos propios que pudieran cubrir cualquier eventualidad? ¿Cuentas con la capacidad de sacrificio suficiente como para desempeñar tu rol sin límite de horarios con el objetivo de conseguir la estabilidad en tu enseña? Muchos franquiciados no consiguen los beneficios esperados durante los primeros meses de actividad de su compañía, y solo el esfuerzo y el trabajo duro durante largas jornadas que en ocasiones incluyen los fines de semana consigue resultados a medio o largo plazo. Es por tanto necesario estar capacitado mental y psicológicamente para ello.

Todas estas preguntas conforman una autoevaluación necesaria que cada candidato puede usar de manera útil consigo mismo de cara a comprobar si cuenta con los requisitos básicos para plantearse siquiera emprender un negocio en calidad de franquiciado. La buena noticia es que aquellos que desean firmemente el éxito y trabajan duro para conseguirlo suelen obtenerlo.

Si quieres saber más sobre el mundo de las franquicias, te recomendamos visitar nuestro blog oficial donde encontrarás interesantes artículos e informes sobre el mundo de las enseñas en España.

Has guardado solicitudes de información

Infórmate SIN COMPROMISO