Busca una franquicia
  1. Inicio
  2. Información de Franquicias
  3. Blog de Franquicia Directa
  4. El Parlamento Europeo Considera Urgente un Cambio en la Regulación de las Franquicias en la Unión Europea

El Parlamento Europeo Considera Urgente un Cambio en la Regulación de las Franquicias en la Unión Europea

Autor: Alicia Serralta de Colsa23/11/2016

Franquicias en la Unión Europea - Retos

En un estudio reciente titulado Perspectiva Legal del Marco Regulador y Desafíos para las Franquicias en la UE, el Parlamento Europeo llegó a la conclusión de que las regulaciones vigentes en materia de franquicias en la Unión Europea (UE) necesitaban una "reestructuración". Publicado a principios de Octubre, la organización afirmó que "el hecho de que la franquicia no llegue a alcanzar su potencial se debe, en parte, a las deficiencias del marco regulador de la UE".

El estudio hace referencia a "dos tipos distintos de regulación en franquicia" que impiden que las franquicias florezcan en Europa como podrías: (1) leyes de competencia y (2) las diversas regulaciones de los países miembros de la UE que rigen la relación entre franquiciadores y franquiciados.

El Parlamente Europeo considera que la regulación de las franquicias en Europa necesita una revisión ya que estas dos regulaciones trabajan aisladamente y no conjuntamente, creando un entorno de trabajo deficiente para las franquicias. "Tiene un gran potencial para estimular la economía dentro de la UE", dice el estudio. Pero "puede hacerlo mejorando la distribución de productos y/o servicios dentro y entre los países miembros."

La Supresión Inadvertida por las Leyes de Competencia

Las leyes de competencia son esencialmente leyes anti-monopolio, regulando políticas como el mantenimiento del precio de traspasos (por ejemplo, un franquiciador estableciendo directamente el precio del traspaso de un franquiciado o imponiendo descuentos máximos). En el estudio, el Parlamento Europeo expresa la creencia de que estas leyes no tienen en cuenta la estructura de la franquicia. Como dice el estudio:

Pese a que la ley de competencia de la UE reconoce algunas de las ventajas de las franquicias, en realidad no aprecia el valor de la contribución que puede hacer al mercado individual tanto permitiendo a las pequeñas y medianas empresas expandirse de manera efectiva como impulsando el emprendimiento de los franquiciados individuales por toda la UE. Está demasiado enfocada a cuestiones intramarca, entre franquiciador y franquiciado, y poco preocupada en la visión general de cómo PYMEs e  individuos pueden competir más eficientemente con grandes marcas.

Es similar a las preocupaciones que han expresado los legisladores americanos  acerca de si los franquiciados son realmente dueños de pequeños/medianos negocios, o simplemente una sucursal del franquiciador. En el estudio, los investigadores se dieron cuenta que intentando controlar los grandes negocios, las leyes de competencia impiden a las franquicia individuales y sus franquiciados competir con las grandes empresas.

La Falta de Uniformidad en las Leyes de Franquicias

El segundo problema principal de regulación que menciona el Parlamento Europeo como factor inhibidor del crecimiento de las franquicias en Europa es las diferencia de leyes de franquicia de un país a otro. Del estudio:

Franquicias en la Unión Europea - RetosEl sistema autorregulado en la UE está marcado por: (1) una completa falta de homogeneidad, (2) la falta de un planteamiento claro o consistente para su aplicación, (3) por un importante conflicto de intereses entre los intereses del franquiciador y el sector de la franquicia, y (4) la incapacidad de influir sobre casi el 80% de las redes de franquicias en la UE, ya que no son miembros de las asociaciones de franquicias nacionales.

Carece de transparencia, consistencia, responsabilidad y proporcionalidad – por lo que nunca será capaz de proporcionar la protección que necesitan los franquiciados, potenciales franquiciados o incluso franquiciadores.

Existen leyes específicas para franquicias en menos de 10 países de la UE. Los investigadores han descubierto que la "falta de un planteamiento uniforme en los pre-contratos de franquicias debilita el impacto de las leyes específicas de franquicias… Cada país miembro adopta un enfoque diferente en relación a temas específicos de franquicias a falta de un enfoque homogéneo. Esto, a su vez, debilita su impacto en las transacciones transfronterizas de franquicias dentro de la UE y crea una barrera técnica para franquiciar en distintos estados miembros de la UE."

El estudio destaca que, mientras que en Estados Unidos, "la población es solo el 60% de la de la UE y tiene un PIB menor, en Estados Unidos la facturación del sector franquicias es más del doble del de la UE."

La organización cree que incorporando una regulación unificada a los países miembros de la UE sólo puede ayudar al crecimiento del mercado ya que "se estima que un 83.5% de la facturación del sector se concentra sólo en un 25% de los estados miembros." (El estudio señala que el cambio será mayor entre Estados Unidos y la UE si el Reino Unido acaba saliendo de la UE debido al Brexit.

El estudio también destaca la falta de impacto que las asociaciones de franquicias tienen actualmente en Europa, ya que muchos de los miembros de la UE no tienen una asociación de franquicias y "algunas de las que existen son débiles y con insuficientes recursos".

Una Posible Solución

El Parlamento Europeo sugiere que se establezca un "Acta de Ley Europea" para unificar la regulación de las franquicias en la Unión Europea. En palabras de la organización, la ley permitiría a las pequeñas y medianas empresas "franquiciar para competir mejor con grandes empresas a través de ‘Intercambio de Beneficios’".

El Parlamento Europeo cree que este Acta de Ley Europea para la franquicia debería:

  • Definir el concepto de franquicia
  • Exigir la transparencia de información entre franquiciados y franquiciadores
  • Suspender otras obligaciones de cuidado y derechos de los consumidores
  • Permitir a los franquiciadores establecer los precios de venta y controlar el uso de Internet
  • Prohibir "comportamientos inaceptables"
  • Imponer un deber específico y exclusivo de buena fe.
  • Apoyar y establecer una función clara de las asociaciones de franquicias nacionales

Para que ocurran estos cambios, tienen que ser aprobados por la Comisión Europea. Hasta ahora no está claro si las recomendaciones del Parlamento Europeo serán entendidas por la Comisión Europea. Sin embargo, la Comisión Europea está actualmente investigando temas relacionados.

Para leer los todos los hallazgos del estudio, click aquí (enlace en inglés).

Nuestro Boletín

Recibe todas las novedades del sector franquicias