Busca una franquicia
  1. Inicio
  2. Franquicias Top 500
  3. Artículos de las Franquicias Top 500
  4. La Franquicia en Europa: Pasado, Presente y Futuro

La Franquicia en Europa: Pasado, Presente y Futuro

10/08/2015


Es un error bastante común el pensar que el sistema de franquicia es una innovación del siglo veinte. El concepto tiene su origen en el sistema feudal europeo de la edad media. Cuando los propietarios de tierras comenzaron a conceder derechos para usar sus tierras a los campesinos a cambio de una cuota y parte de los beneficios, estaban en realidad poniendo en práctica un sistema que se convertiría en franquicia.

El concepto de franquicia se siglo perfeccionando durante el siglo diecinueve cuando los cerveceros alemanes permitieron a los bares usar el nombre del cervecero para vender cerveza. La palabra “franquicia” es de origen francés, y básicamente significa “derecho o privilegio”. Un franquiciado es aquel a quien se le concede el derecho o privilegio de usar el sistema, productos y la marca del franquiciador.

La popular forma de franquicia que conocemos hoy apareció en los años 50, y se conocía como “Franquicia de Formato Empresarial”. Llegó a convertirse en un conocido método empresarial que reducía el riesgo y permitía a la compañía franquiciadora crecer rápidamente mientras que el franquiciado podía comprar un negocio basado en un sistema probado.

Una de las primeras franquicias modernas y conocidas que se introdujo en Gran Bretaña (GB) en los años 50, fue la cadena de hamburgueserías Wimpy. Muchas franquicias americanas también tuvieron sus comienzos en Europa en GB, simplemente por el idioma común. ServiceMaster, una franquicia de limpieza de alfombras y tapices con base en Chicago, vendió una licencia de Master franquicia para Europa en 1958. Otras dos franquicias, Mr Softee y Lyons Maids, también se introdujeron en Europa en los 50. Aunque el sistema de franquicia despegó en los 50, la moda se paralizó en Europa a finales de la década, debido a presiones económicas y alegaciones de sistemas piramidales que empañaron la imagen de la franquicia.

KFC abrió su primera unidad en el extranjero en GB en 1964. Durante los años 70, varias compañías de renombre, como McDonalds, empezaron a abrir establecimientos en Europa. Fue durante finales de los 80 y principios de los 90 que las franquicias realmente comenzaron a expandirse en Europa. Compañías como The Body Shop, McDonalds, Tie Rack, Jani-King, Dominos y Burger King abrieron todas múltiples franquicias en distintos países por todo el continente.

En el siglo XXI, la franquicia se ha convertido en una parte importante de muchas economías europeas. Por ejemplo, en GB, la industria de la franquicia creció en el 2006 dos veces más rápido que el total de la economía; y aumentó en un 44% durante la pasada década, representando alrededor de 10,8 miles de millones de libras esterlinas en ventas. En el 2014, tras pasar la recesión del 2008, la contribución de la industria de la franquicia en GB se sitúa en 13,7 miles de millones de libras esterlinas, un 2,4% superior del año anterior.

En la actualidad, la Asociación Internacional de la Franquicia reconoce a Europa occidental como una de las mejores ubicaciones par el desarrollo internacional de la franquicia. Y las franquicias más importantes del mundo están de acuerdo – Europa genera ahora más ingresos a McDonalds que ninguna otra región, incluyendo los EEUU. En el 2014, sus ventas subieron 2% en Europa, desplazando a Estados Unidos como el mayor mercado por ingresos, y crecieron 5.4% en la región de Asia-Pacífico, Oriente Medio y África (APMEA) impulsadas por el crecimiento en China.

La franquicia en Europa parece tener un futuro brillante, siempre en cuanto más compañías reconozcan el valor del concepto de franquicia, e individuos emprendedores continúen buscando oportunidades para poseer un negocio respaldado por una marca.

Nuestro Boletín

Recibe todas las novedades del sector franquicias