Busca una franquicia

Posibles Prestamistas

16/02/2010

Uno de los aspectos más importantes para poder poner en marcha un negocio, ya sea un negocio propio o una franquicia, es contar con los recursos financieros necesarios para poder afrontar la inversion inicial con garantías de éxito. Posiblemente vaya a necesitar ayuda económica, aunque es importante aclarar que, en la actualidad, es prácticamente imposible buscar financiación si los recursos propios del emprendedor no alcanzan el 60% de la inversión total estimada, siendo muy aconsejable que se acerquen al 80%. Si éste es el caso, es recomendable conocer todas las posibles ayudas y subvenciones que distintas entidades y organismos ofrecen. Para obtener más información sobre este tema visite la sección Ayudas y Subvenciones.

Además, existe una clasificación de fuentes a las que se puede acudir para obtener el capital necesario. Ésta es:

Aportación de capital: Consiste en la entrega de acciones de la compañía a cambio de la cantidad aportada.

Ayudas privadas: Es, junto con la banca y cajas de ahorro, una de las primeras opciones que pasa por la cabeza de los empresarios, pedir parte del dinero que se necesita a familiares, amigos y/o socios que confían en el emprendedor y en su idea y le ayudan a cubrir estas necesidades financieras.

Banca y las Cajas de Ahorro: Son las fuentes de financiación más comunes a las que acuden los empresarios para financiar su actividad, aunque siempre se necesita la presentación de avales o garantías, por lo que es una opción válida sólamente para los que sí disponen de los mismos.

Factoring: Es una fórmula de financiación y administración que se basa en la cesión de facturas. Ésto es, la empresa cede el crédito comercial de sus clientes a esta compañía que se encarga de gestionar su cobro a cambio de una contraprestación consistente en una comisión por los servicios administrativos y unos intereses por la financiación. Podemos decir que las ventajas se basan en reducir la carga de trabajo al departamento de cobro y al mismo tiempo, anticipar el dinero que corresponde a un elevado porcentaje de las deudas sobre el vencimiento de pago de facturas.

Leasing: Instrumento financiero que ofrece al empresario la financiación, a medio y largo plazo, de activos fijos mobiliarios e inmobiliarios. Se trata del pago fraccionado de alquiler con opción final de compra para hacerse con mobiliario o equipos informáticos, etc.

Profesionales que financian nuevos proyectos empresariales. Actúan como pequeñas sociedades de capital riesgo, aunque las cantidades de dinero que aportan son inferiores a éstas, por lo que deben utilizarse como fuentes complementarias a la hora de crear y hacer crecer una empresa.

Sociedades de Garantía Recíproca (SGR): Sociedad mercantil constituida por empresarios, generalmente pequeños, que dan garantías a sus socios para que éstos puedan acceder a préstamos en las mejores condiciones del mercado a través de las entidades financieras como banca y cajas de ahorros.

 Posibles prestamistas

Además de ésto, los emprendedores desempleados cuentan con una ayuda máxima de 6.500 euros para crear su propia empresa, ya sea una franquicia o un negocio independiente. Para poder optar a esta ayuda, deberán presentar un proyecto de la actividad económica por la cual hacen la solicitud y por la que percibirán el 60% del subsidio en un solo pago, y además se aportará el 40% a la Seguridad Social.

En este punto, conviene saber que ha de existir una colaboración entre franquiciador y franquiciado, en dos aspectos:

– Búsqueda de los recursos más convenientes para la puesta en marcha del establecimiento y que sea en las condiciones más ventajosas posible.

– Elaboración de los informes y documentación necesarios que actuarán como plan de negocio (que debe incluir el concepto, determinar su oferta, la estructura de la franquicia, la inversión necesaria o la rentabilidad esperada del negocio, entre otros aspectos) para ser presentados a las correspondientes entidades financieras.

Por esta razón, siempre hay que saber lo que el franquiciador ofrece a la hora de pensar en entrar a formar parte de una red de franquicias. Hay franquicias que le van a ayudar en la financiación tras la firma de acuerdos de colaboración con distintos bancos o cajas de ahorro, o tal vez la franquicia le ofrezca financiación directamente (caso más improbable), o tal vez la búsqueda del capital necesario tenga que hacerla usted sin ningún tipo de ayuda del franquiciador.

Nuestro Boletín

Recibe todas las novedades del sector franquicias